20 de octubre de 2011

ORGULLO HISPANO: GABRIEL GARCÍA MÁRQUEZ

Nacido en Aracataca, departamento de Magdalena (Colombia) el 5 de marzo de 1928. Fue galardonado en 1982 con el Premio Nobel de literatura, siendo el autor de una de las sagas literarias más complejas y consolidadas de la literatura universal.
“Si algo no he olvidado ni olvidaré nunca, es que yo soy el hijo del telegrafista de Aracataca”
Gabriel García Márquez
En 1940, a los doce años de edad, salió de su pueblo y se instaló en Zipaquirá (Cundinamarca). Allí pudo acceder a una beca que le permitió completar el bachillerato. Esto le permitió ser testigo de los acontecimientos que trajeron consigo el asesinato de Jorge Eliecer Gaitán, entre ellos la caída del régimen liberal en Colombia que impulsó y desencadenó la violencia en Colombia. En su época de estudiante pudo leer y conocer obras de escritores como Julio Verne, Emilio Salgari y Franz Kafka. Una vez terminado su bachillerato ingresa en la ciudad de Bogotá a la facultad de derecho de la Universidad Nacional de Colombia, estudios que finalmente no pudo culminar porque le “aburría a morir esa carrera”.
Más tarde encontró trabajo en el periódico “El espectador”, donde tuvo la oportunidad de aprender el oficio de reportero. El 9 de abril de 1948, mientras Colombia pasaba por la revuelta popular denominada como “El Bogotazo”, García Márquez se instaló en Barranquilla. Allí pudo desarrollar su formación literaria gracias a que entró en contacto con un grupo de intelectuales y escritores de “La Cueva”, más conocido como “Grupo de Barranquilla”. Regresó a Bogotá después del desastre y de las consecuencias del “Bogotazo”, respondiendo al desafío del director de “El espectador” quien aseguraba que nadie sabría escribir un cuento en Colombia. A partir de estas afirmaciones, publicó uno de sus cuentos en el magazín dominical y se aventuró a proponer reportajes insólitos y espectaculares.
Posteriormente publicó un reportaje sobre el marinero Velasco, que estaba perdido en alta mar. Esta crónica se tituló “Relato de un náufrago”, basándose en los hechos reales que le sucedieron a un marino que cayó de la cubierta de un buque de la armada colombiana. García Márquez mencionó detalladamente las razones por las cuales el buque oficial no detuvo su marcha para socorrer al marinero caído. Al parecer un exceso de peso en el buque, debido al transporte de electrodomésticos y otros enseres de forma ilegal para el uso de las fuerzas armadas, impidió el rescate del marinero y confirmó la sospecha sobre los manejos ilícitos de los recursos públicos por parte del gobierno y las fuerzas armadas de Colombia. Ello provocó el rechazo de la crónica del futuro premio Nobel.
Gabriel García Márquez con su familia
“El espectador” le dio la oportunidad de cubrir la muerte del Papa Pío XII. Así viajó a Italia con la intención también de adelantar sus estudios de literatura para el cine en el “Instituto experimental de estudios cinematográficos”. Después se estableció en París donde pudo mantenerse gracias a los aportes del periódico. Por desgracia “El Espectador” tuvo que cerrar por la dictadura por la que estaba atravesando Colombia. Así lo describe García Márquez: “Me quedé en la calle. Así que me dediqué a escribir. Terminé "El coronel no tiene quien le escriba" y al cabo de los meses la generosidad de mi casera y mi escasez absoluta de fondos habían acumulado una de las más grandes deudas por concepto de arrendamiento de que se tenga noticia en París.” 
Una vez resueltas sus dificultades económicas, regresó a Colombia y se casó con Mercedes Barcha. Tras la boda sale rumbo a Caracas, en donde se puso a trabajar con las revistas “Momento” y “Élite”. Tras la revolución cubana en 1959, cubre en la Habana una misión periodística especial a la que se llamó “Operación Verdad”. Allí entra en contacto con los fundadores de la agencia “Prensa Latina”, con quienes llega a un acuerdo de trabajo. Después regresa a Colombia con el fin de fundar una sucursal de dicha agencia en Bogotá.
En 1961 publica “El coronel no tiene quien le escriba”, siendo la primera gran obra de Gabriel García Márquez, la cual es considerada como la mejor muestra del arte narrativo “garciamarquiano” en donde está escrita la más limpia metáfora de la injusticia. Esta obra permitiría abrirle paso a otra de sus narraciones como “La mala hora”.
Posteriormente, la oficina principal de “Prensa Latina” lo envía como representante a Naciones Unidas. Viaja a Nueva York acompañado de su esposa y de su hijo recién nacido, pero las relaciones con la agencia se deterioran y finalmente quedan desamparados en Estados Unidos. Tras este hecho se encaminan a la búsqueda de la ayuda de algunos amigos suyos en Nueva Orleans. Veinte días de viaje en carretera les muestran una nueva cara de Estados Unidos. La agresividad contra los mexicanos (en un aviso de algún lugar de aquellos se leía “Prohibida la entrada de perros y mexicanos”), que casi siempre se extendía a ellos mismos, los lleva a considerar como prodigio el momento en que consiguen pasar la frontera entre EEUU y México.
Gabriel García Márquez
mostrando su premio
Nobel de Literatura
La ayuda de algunos amigos como Álvaro Mutis y Jomi García le permite sobrevivir en los primeros momentos en México. Una vez establecidos, García Márquez termina “La mala hora” en 1962. Esta novela fue escrita con poco entusiasmo, provocando que pronto se olvidara de ella. Guillermo Angulo (cineasta y fotógrafo amigo) le dice a la familia de García Márquez: “La ESSO (empresa petrolífera) organizó un concurso de novela pero como que está varado porque no hay nada que sirva. Manda una vaina, porque es pilad ganárselo”. Su esposa Mercedes presentó al concurso “La mala hora” logrando el premio. La novela fue publicada en España en 1962, pasando por un corrector de pruebas en pro de la pureza del lenguaje que modificó su novela. Cuando se imprime la segunda edición de la misma se restablece la versión original de García Márquez con el siguiente mensaje: “En esta ocasión, el autor se ha permitido restituir las incorrecciones idiomáticas y las barbaridades estilísticas en nombre de su soberana y arbitraria voluntad”
Tras el premio, escribió otro libro de cuentos llamado “Los funerales de la Mamá Grande” antesala de su obra maestra “Cien años de soledad”. En el año 1965 le comunicó a Mercedes que durante seis meses se iba a dedicar única y exclusivamente a la elaboración de su obra, dejando el resto de responsabilidades al criterio de su mujer. Finalmente no fueron seis meses como había previsto sino un año y medio, en el cual sus deudas ya alcanzaban los diez mil dólares. En 1967 se publicó “Cien años de soledad”, la cual ha sido traducida a más de 30 idiomas. La obra trata de mostrar una identidad cultural, mezclada con las fantasías y memorias de una saga.
Después de un tiempo sin dedicarse a escribir, García Márquez se instala en Barcelona (España) y publica en 1972 otro libro de cuentos titulado “La increíble y triste historia de la cándida Eréndira y de su abuela desalmada”. En 1975 publica una novela muy esperada por los lectores llamada “El otoño del patriarca”, en donde hace una crítica sobre la inmadurez política de Hispanoamérica. Este libro estuvo inspirado en varias obras hispanas, entre ellas: “El señor Presidente” de Miguel Ángel Asturias, “El gran Burundú Burundú” de Jorge Zalamea, “Tirano Banderas” de Ramón del Valle-Inclán, “El recurso del método” de Alejo Carpentier, “Conversación en La Catedral” de Mario Vargas llosa y “Yo, el Supremo” de Augusto Roa Bastos.
“En mi caso ser escritor es un mérito descomunal, porque soy muy bruto para escribir. He tenido que someterme a una disciplina atroz para terminar media página en ocho horas de trabajo; peleo a trompadas con cada palabra y casi siempre es ella quien sale ganando…” - Gabriel García Márquez -
En 1981 publicó otra de sus obras más reconocidas, “Crónica de una muerte anunciada”. Posteriormente publica otras obras como “El amor en los tiempos del cólera” y  “El general en su laberinto”. Desde la crónica periodística publicó “Historia de un secuestro”. También trabajó en el ámbito de los guiones cinematográficos, lo cual le permitió hacer críticas de cine en su columna “La Jirafa” dentro del periódico “El Heraldo de Barranquilla”. Algunos de sus cuentos fueron llevados al cine mexicano como “En este pueblo no hay ladrones”, “El gallo de oro” (guión coescrito con Carlos Fuentes y basado en un cuento de Juan Rulfo) y “Tiempo de morir” dirigida por Arturo Ripstein en México y por Jorge Alí Triana en Colombia. Otros guiones que fueron llevados a la pantalla son “María de mi corazón” y “La viuda de Montiel”. Además de sus guiones, también tuvo muchas aportaciones importantes de calidad en el ámbito del periodismo.
Gabriel García Márquez saluda al
rey Carlos Gustavo de Suecia
Entre sus galardones destacan el “Premio Chianciano” en Italia (1968), el “Premio al Mejor Libro Extranjero” en Francia (1969) o el “Premio Rómulo Gallegos” en Venezuela (1969). “Cien años de soledad” fue catalogada por la crítica estadounidense entre los doce mejores libros de la década de los setenta. En 1971 la Universidad de Columbia neoyorkina le otorga el doctorado honoris causa. En 1981 el gobierno francés le da la Legión de Honor en grado de Comandante. En 1982 es invitado especial, junto con otros intelectuales y artistas hispanoamericanos, a la toma de posesión del presidente francés François Mitterrand. Finalmente el 21 de octubre de 1982, Gabriel García Márquez es galardonado con el Premio Nobel de Literatura, convirtiéndose así en el noveno hispano en conseguir tal prestigioso galardón.
“Quiero creer, amigos, que este es, una vez más, un homenaje que se rinde a la poesía… La poesía que con tan evidente como milagrosa totalidad rescata a Nuestra América… y donde destilan su tristeza milenaria nuestros mejores sueños sin salida. La poesía, en fin, es energía secreta de la vida cotidiana, que cuece los garbanzos en la colina, y la contagia de amor y repite imágenes en los espejos”

Por último les pido como siempre que aporten sus valoraciones y comentarios. ¡Muchísimas gracias!

2 comentarios:

  1. "Muchos años después, frente al pelotón de fusilamiento...", desde que la leí hace muchas lunas, continúe leyendo obras suyas, embrujado como "un perro cenizo con un lucero en la frente", sabiendo que cuando se levantara Santiago Nasar lo iban a matar...

    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Gabo que grande eres, Cien anos de Soledad, El General en su laberinto, El Amor en los tiempos del Colera,etc.,etc, cuanta belleza, Te admiro, gracias Colombia por dar escritores de tanto calbre , Maria la epileptica, la mas romantica Maria de America, cuan bonita y fragil, Valle del Cauca, escenario de un amor puro y especial. Colombia cuna de Escritores y Poetas.

    ResponderEliminar

No se admiten insultos, amenazas, descalificaciones, insidias, groserías, gritos (escribir en mayúsculas), publicidad (spam) ni otras actitudes similares en los comentarios.